El retorno de una de las sagas más grandes de la historia de los juegos de lucha, ya en su catorceava entrega, no ha dejado indiferente a ningún fan de la marca, tanto para bien como para mal, el cual sigue expectante ante las novedades que ésta irá ofreciendo a lo largo del próximo año.

The King of Fighters, considerado el primer crossover existente del género desde su primera aparición para la placa Neo Geo en 1994 y con características tan únicas como su novedoso sistema de combate por equipos de tres integrantes, su multitud de nuevas ideas en forma de variadas mecánicas jugables a lo largo de su extensa trayectoria, sus grandes rosters reuniendo a los personajes estrella de muchos títulos de la gloriosa SNK de antaño así como nuevas incorporaciones exclusivas para el evento, convierten hoy a esta gran franquicia en una de las más queridas y esperadas por los fans del tan alabado y respetado dojo de Osaka.

The King of Fighters XIV es el legado más actual de aquel gran Shin Nihon Kikaku (Nuevo Proyecto Japonés) de los 90, conocido en la actualidad como SNK Playmore, o mejor dicho, lo que queda de él.

Largo tiempo ha pasado desde que nos deleitamos con la primera entrega en los salones recreativos y posteriores versiones domésticas de las siguientes, con infinidad de mecánicas aprendidas y jugadas a lo largo de la prolongada serie, unas con más éxito que otras, legiones de personajes a nuestra disposición con objeto de customizar a nuestro trío favorito para entrar en batalla y vencer a nuestros rivales, gran hilo argumental divido en 4 tramas principales (Rugal Bernstein, Orochi, NESTS y Ash Crimson) y una secundaria mediante la subsaga Maximum Impact, las cuales, entrega tras entrega y al completo, supieron innovar y erradicar definitivamente el tópico que dictaba que los juegos de lucha Arcade no eran capaces de contar buenas historias. En definitiva, si KOF es tan querida es por que se lo tiene bien merecido sin lugar a dudas.

En lo referente a la compañía cabe decir muy brevemente que grandes altibajos la caracterizan desde su fundación en 1978 y hasta día de hoy, y en su montaña rusa personal encontramos desde acuerdos fallidos con otras empresas a modelos erróneos de producción y venta, desembocando todo junto en sufridas bancarrotas como consecuencia de lo anterior. Así pues, podríamos afirmar que SNK Playmore ha sido siempre una superviviente nata que lo ha intentado casi todo en esta jungla digital donde no sólo la competencia es extrema si no que la demanda es más y más exigente año tras año. Sin embargo, no todo ha sido un pozo de continuas lamentaciones para la desarrolladora nipona, pues fué una de las reinas indiscutibles de aquellos tan recordados y añorados tiempos de los salones Arcade.

Tras la introducción paso a ponerme frente a esta última entrega, cara a cara con The King of Fighters XIV, desglosando y enfocando, con crítica parcial, lo mostrado en videos obviamente, pues todavía no ha salido y no lo he jugado. Aún así, como gran fan de la saga que soy desde sus inicios, voy a permitirme el lujo de ofrecer unas primeras impresiones a mi parecer.

Puedo empezar diciendo que lo mostrado del juego no me ha gustado nada, y ya puestos, para qué engañarnos o suavizar, me parece una puta mierda pinchada en un palo y me indigna tener que tragarlo, así de claro, pues más allá de la piedad de muchos fans ante este material mostrado, queda la realidad de un incompetente contenido visual muy inferior a lo esperado, y antes de entrarle a lo gordo diré que éste no es el legado que los fans de la saga merecemos, teniendo en cuenta las grandes facturas técnicas actuales que se gastan otras marcas de la competencia con sus respectivas entregas y dentro de este mismo género, como son por ejemplo Street Fighter V o Guilty Gear Xrd, cuyos apartados visuales son espectaculares en comparación a la mediocridad que hoy nos ofrece este KOF XIV.

A nivel de roster disponible, la compañía propone la importante cifra de ni más ni menos que 50 personajes seleccionables. Excesiva a mi parecer para ofrecer una mínima profundidad en cada uno de ellos, y a menos que se pongan a currar como chinos, y nunca mejor dicho, por quienes les financian actualmente más que nada, ya que son en realidad chinos y no japoneses, seguramente tengamos mucha cantidad pero muy poca calidad. No obstante, podría ser la excusa perfecta ante semejante factura técnica deplorable con modelos que más que personajes competentes parecen muñecos de plástico a punto de desarmarse en piezas ante el mínimo golpe. Excusa que a mi personalmente no me vale.

En tema escenarios, tres cuartos de lo mismo, realizados a base de aburridas arenas circulares todos ellos, sin perspectivas ni fugas sugerentes, lineales y planos a más no poder, pobremente iluminados y mal compuestos. Por no comentar la absurda publicidad en alguno de ellos por medio de carteles y logotipos que nada tienen que ver con el juego ni la saga, consiguiendo de este modo un absoluto caos carente de toda identidad a base de metralla informativa sin sentido la cual sólo logra afear todavía más el conjunto. Un completo desastre.

Finalmente, y en relación a la mecánica jugable propuesta, la cosa se degrada todavía más, con un sistema de juego que se antoja obsoleto y simple, con combos cortos y soporíferos, cuando esta saga siempre se ha caracterizado por sus largas cadenas de ataque continuas dentro de su propio estilo de combate, tal y como propuso la treceava entrega con su estupendo Modo Hyperdrive y sus combos personalizables de gran impacto.

Como única excepción a su favor ante este infame global y en este apartado en concreto, podríamos mencionar la variante de ataques especiales que cambian su función si se realizan dentro o fuera de su nuevo Modo Max, nombre que recibe la mecánica ofensiva principal de esta entrega. Interesante en un principio.

En conclusión, The King of Fighters XIV no sabe sorprender, no llega a mínimos y decepciona completamente. El cabreo que pillé la primera vez que lo vi fué cosa fina y sólo por como se llama le concedo el beneficio de la duda de ahora en adelante, con la esperanza de que pueda ser mejorado con el tiempo. Sin embargo, y visto lo visto, lo mejor que podrían hacer en mi opinión es tirarlo todo al fuego y empezar de nuevo.

4 Comentarios

  1. Artículo de estreno molón del “kinofa fortín” jejeje Espero que os mole.

    Responder
  2. ¡Gran artículo! La verdad es que la evolución de algunas sagas en sus versiones de nueva generación deja bastante que desear, parece que con el nombre ya tienen gran parte del trabajo hecho…

    Responder
  3. Es una saga que nació para hacer frente a SF, cogiendo a los mejores personajes de las sagas de SNK. Recuerdo bastantes tardes en los recreativos jugando a este juego, impensable en una consola doméstica. Pero igual que SF (gran artículo de la quinta entrega) ha sabido modernizarse, aunque haya tenido también sus épicas más oscuras, esta saga cada vez la veo peor. Los problemas económicos de SNK, su compra por otra empresa, todo ha ido mal. Y la nueva entrega, que aseguraba ser el resurgir, no tiene precisamente muy buena pinta, sobre todo si lo comparamos con su gran rival de siempre, SF.

    Gráficamente poco puede hacer, y eso que en sus inicios le tuteaba a SF (ya no voy a entrar en quién era mejor). Luego cada uno tendrá sus preferencia jugables, pero debe mejorar mucho si quiere hacerse un hueco en un género que no pasa por sus mejores momentos (sólo hace falta ver las ventas de grandes como Tekken o Soul Calibur en la anterior generación), y tiene bastantes exponentes que sí parece que han sabido modernizarse (el MK X también tiene bastantes buenas críticas, aunque es una saga que nunca me ha gustado)

    Responder
    • Bueno, tanto como impensable en una consola domética tampoco, pues no tardaron en salir los cartuchos para la Neo Geo AES con el primer KOF 94 y en adelante. Luego iban saliendo a la par, primero en recreativa y luego en versión doméstica por norma general y con pocas excepciones. Si tenías la suerte de poseer una Neo Geo AES tenías exactamente la recreativa en casa, eso sí, a un precio considerable como artículo de ultralujo que era por aquel entonces.

      Sobre este KOF XIV, espero que escuchen las quejas de todos los fans y por lo menos se dignen a mejorarlo un poco, pues vistos ya varios gameplays en algunos eventos que se han dado recientemente con el juego ya funcionando, el resultado te deja frío y con cara de asco.

      Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*