Destripamos el fenómeno Pokémon Go y las actitudes de la mayoría de webs del sector videojuegos desde su llegada.

Durante estos días he salido a la calle con mi hijo de ocho años a echar unas risas cazando pokemons con una app sencilla que no aporta gran profundidad, pero que tampoco necesita ofrecer mucho más.

Las acciones de Nintendo se han revalorizado un 50% desde su lanzamiento y el fenómeno ha pillado por sorpresa a todos en el sector. La gran mayoría calificaba la app como un producto insulso, mediocre y decepcionante pero ahora se suma a la moda escribiendo análisis, guías y dando consejos para captar clicks en sus portales.

La app es muy sencilla: creas un personaje seleccionando chico o chica; mínimamente editable, le cambias cuatro rasgos y te lanzas a la calle a por la mascota inicial.

Podemos empezar con tres pokémon de inicio, pero si no los seleccionamos y nos apartamos aparecerá un cuarto que será Pikachu.

Una vez estemos por la calle podremos visitar las paradas o los gimnasios. Las paradas para reabastecernos y los gimnasios para poner a prueba nuestras habilidades como entrenador. Mientras haces estas cosas aparecerán nuevos seres a lo largo de todo el mapa, allí donde te encuentres. Si te apetece atraerlos podrás usar diferentes elementos como el incienso.

pokemon go

El juego funciona con monedas y micropagos opcionales y es la excusa perfecta para ir a dar una vuelta con un hijo pequeño entusiasmado con la idea de cazar seres digitales divertidos.

El juego tiene más opciones, pero tampoco es un videojuego que ofrezca una historia profunda o unas prestaciones extraordinarias. Es realidad aumentada con mecánicas repetitivas, una app sencilla para quien quiera disfrutarla que no será apta para cualquiera. Menos apta será para los jugadores adultos / exigentes o aquellos a los que la marca Nintendo no les diga nada.

La policía y otras organizaciones recomiendan precaución.

Es recomendable que los niños vayan acompañados de un adulto, porque en ocasiones los seres aparecerán en la carretera o en zonas de difícil acceso y habrá que actuar con responsabilidad.

A veces para cazar uno tendremos que cruzar una calle o acceder a alguna zona en la que deberemos estar atentos a nuestro entorno. Está muy bien que el juego detecte si hay un río o estanque y que aparezcan pokémons de agua o similar, pero no olvidemos estar alerta ante posibles caídas para así disfrutarlo sin disgustos.

La prensa española mide el fenómeno social / digital y le estalla en las narices.

Los primeros que escribieron al respecto calificaron la app de insulsa, mediocre y decepcionante. Y es que puede que las expectativas fuesen algo elevadas al respecto. Es un producto para un uso moderado ya que gasta mucha batería y cuyo acceso a los niños debería ser siempre con supervisión. A nivel de contenido solo hay que cazar y realizar duelos, por lo que tampoco ofrece nada que no sea apto.

Después de su acogida tibia, la prensa nacional e internacional de videojuegos ha empezado a subirse al carro para ensalzarlo como un fenómeno maravilloso. Guías para conseguir el mayor número de clicks posibles; hacerse eco de su lanzamiento desgranando cada nueva novedad en una noticia aislada para conseguir más clicks y hasta tutoriales en vídeo para captar la atención del lector ávido. De ese lector con cierta ansiedad.

Nuestra prensa se ha adaptado rápidamente y ha aupado esta tendencia aprovechándola hasta que aparezca otra cosa que se pueda exprimir. Lo curioso del caso es que el título no tiene demasiada chicha que exprimir y las noticias en muchas ocasiones son titulares estirados para llenar otro post más.

pokemon go

¿Es normal lo que está sucediendo?

Lo gracioso del tema es que el fenómeno de la realidad aumentada no es novedad, pero la compañía nipona ha sabido tocar las teclas adecuadas. Elementos como la nostalgia y una tecnología que se conocía pero que no se había aplicado a tan gran escala han sido claras para que la repercusión haya sido mundial. Sencillez, accesibilidad y una marca que es muy atractiva para todos.

En definitiva, Pokemon Go es el fenómeno del verano y su explosión no es algo malo. Los medios han cambiado su opinión al respecto a medida que ganaba repercusión y nosotros nos mantenemos en una posición muy clara al respecto: Es un jueguito para pasar el rato que es sencillo y no tiene profundidad, su beneficio está en los micropagos y su aplicación de las estaciones en puntos o negocios clave de la ciudad ha sido una buena jugada.

Niantic Labs ha logrado ofrecer un producto fácil de descargar y que en menos de un minuto te tiene buscando bichitos por doquier. No para todo el mundo y con un enfoque infantil, pero enfocado correctamente al público / fan de Nintendo.

No es la mejor app ni la más divertida, pero una excusa perfecta para ir a dar una vuelta con los críos o disfrutar con los amigos siempre con responsabilidad. Y si no te va porque lo tuyo (como me pasa a mi) son los videojuegos elaborados, pues tienes todo el derecho a probarlo y eliminarlo si no te convence, que por eso es gratis.

A quien le moleste, que lo ignore. A quien le guste, que lo disfrute. Hay mil apps gratis para disfrutar de muchas otras cosas que no tienen ni un 1% de la repercusión que ha tenido esta aplicación y que pueden ser cercanas a nuestros gustos. Mucho mejores y mucho peores, para gustos colores.

Eso sí, preparad vuestras baterías y comprar un generador nuclear por si las moscas.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Genera la app un gasto excesivo de batería?

Sí, pero se puede desactivar la realidad aumentada para ahorrar. Aún así la batería se descargará muy rápido debido al uso de GPS, pantalla y demás.  En ese sentido no es que gaste más que otras apps que utilicen los mismos recursos, es que utilizando esos recursos cualquier terminal se quedará con la batería en números rojos.

¿Qué opinas de que todos los medios se suban al carro con guías y demás después de atender el fenómeno con frialdad?

Todo tipo de portales se han sumado a la fiebre, incluso algunos que no tratan excesivamente bien a los videojuegos. Y es que han descubierto que los clicks de estos millones de usuarios e interesados en el fenómeno valen mucho dinero.

Artículos ensalzándolo, artículos desaconsejándolo y todo tipo de reseñas más o menos inverosímiles. La tendencia es, sin duda, apoyar el fenómeno para aprovechar el tirón y llevarse cuanto más clicks mejor. Incluso hay publicaciones donde primero lo critican duramente y luego lo apoyan de todas todas, porque el marketing pasa por encima del criterio.

Ahora, todos los youtubers se han tirado a la calle como borreguitos porque es lo que se espera de ellos y porque ninguno de sus vídeos es una casualidad. Ahí tenemos a los chavalines millonarios que ahora van por la calle disfrutando del “molón Pokémon Go” y que en ningún caso darán una opinión negativa. Eso sí, algunos de ellos ya tiene entre 4 y 5 millones de reproducciones haciendo el panoli por la calle.

¿Micropagos?

Bueno, Nintendo no es una ONG y el trabajo de Niantic sin ser precioso es muy correcto. Todo eso vale dinero, igual que los servidores en los que nos conectamos para registrar nuestras hazañas.

Tampoco son obligatorios, así que se puede seguir jugando al ritmo que quieras sin necesidad de pagar ni un céntimo.

Capadocius, mójate ¿Qué es y para qué sirve Pokémon Go?

Ya lo he dicho pero lo voy a resumir. Es un jueguito, una app para darte un paseo y hacer un poco el tonto. Ideal para el verano y para que tus hijos quieran darse una vuelta o como excusa para pasear al perro un poco más de tiempo. Puedes evolucionar tus Pokémons; criarlos desde que son huevos; entrenarlos; enfrentarlos en los gimnasios y otros detalles pero no aporta nada nuevo a la franquicia.

Es un jueguito, que no puede analizarse comparándolo con otros videojuegos con un desarrollo infinitamente más profundo. ¿Te gustan los pokémon y salir a dar una vuelta con amigos y echar unas risas? Pues adelante.  No está ni bien ni mal, es lo que es y si te gusta adelante. Y si no, es gratis, bórralo.

¿Es peligroso Pokémon Go?

Igual de peligroso que puede ser fiarte ciegamente del GPS sin mirar por donde pisas. No perdáis el ojo sobre el terreno, cuidado al cruzar la calle y cuidar que vuestros niños estén bien atendidos si quieren jugarlo. Con un poco de precaución no hay problema.

Pokemon Go

Locutor vocacional y escritor empedernido. Lo mío es expresar lo que me gusta (y lo que no) de los videojuegos que caen en mis manos. PSN ID: Capadocius Xbox Live: Capadocius Steam: TheCapadocius

1 Comentario

  1. La idea es buena pero yo jamás jugaré a eso. No he jugado jamás a ningún Pokémon y ni ganas.

    Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*