Artículo escrito por Juankius Actualmente la mayoría de parejas comparten hobbys y aficiones como el cine, la música, el teatro, los libros etc… nosotros todo eso y además los videojuegos.

Nos conocimos un día como hoy hace 5 años, así que me ha parecido un buen día para redactar este artículo que se aleja de lo convencional pero que me gustaría compartir con vosotros.

Para empezar os diré que ella empezó antes que yo a jugar a videojuegos con su MSX , el juego que mas recuerda con cariño “Sabrina” un juego en el que la famosa cantante avanzaba sus niveles a golpe de tetas voladoras (a lo Afrodita A de Mazinger Z) y que explica siempre como un juego extraño pero divertido que le crea cierta nostalgia.

Yo empecé un poco más tarde con mi flamante NES y su clásico Super Mario Bros, ese pequeño fontanero que rompía bloques con su puño (en mi época creía que se dejaba la cabeza en cada golpe) y que avanzaba de nivel en nivel en busca de su princesa. Recuerdo tirarme horas viendo la caratula del jugo mientras la tv estaba ocupada con programas de la familia pensando en lo que me esperaba cuándo conectase mi NES. ¡Que buenos tiempos, jugador@s!

A partir de ahí cada uno seguiría jugando a videojuegos habitualmente durante muchos años con familia y con amigos. Hasta que nos conocimos, y aquí es dónde empieza lo bueno.

“New Super Mario Bros”.

Nota: Estos simpáticos fontaneros y sus amigos, los pequeños Toads pueden ser la caja de Pandora de vuestra relación si acabáis de empezar.

Promete diversión sin fin para toda la familia, pero si sois competitivos, mejor no lo juguéis en pareja porque es un juego que da mucha rienda suelta al “trolleo” en el sentido más amplio de su palabra… Puedes tirar al compañero de aventuras por un precipicio, robarle power-ups y lo que más molesta: dejar al compañero atrás. La sensación de ser un lastre, no poder avanzar la pantalla hace que te piques más con el/la sobrad@ de turno. Pensad que si picáis mucho a vuestras novias pueden acabar haciendo esto:

Dejando a un lado el pique, he de decir que a nos ha hecho pasar muy buenos ratos y muy buenas risas, así que si lo jugáis en pareja y no os enfadáis en exceso significa que sois una buena elección mutua. Cuándo se formalizó nuestra relación de pareja gamer fue cuando me regaló para mi cumpleaños la gran Xbox 360. A partir de ahí nos tiramos horas enganchados a los mandos.

“Gears Of War”

12067985_10208108498659013_1532171909_n

Nota: Si queréis haceros los héroes salvando a vuestra pareja, y de paso al planeta, de unos cuantos enemigos con muy mala leche, este es vuestro juego.

A esta saga le hemos dedicado muchas horas de juego y puedo confirmar una cosa: sirve para trabajar en equipo y fortalecer una relación desde el primer día.

El juego desde sus inicios con la campaña consiste en superar todos los niveles en pareja (o en grupo en los más recientes “Gears”) por lo que aquí no se vale dejar a tu compañero atrás o crear situaciones incómodas en las que uno de los dos muera, porque eso significa fracasar. Aquí lo que vale es el juego en equipo, la paciencia y las ganas de matar a unos cuantos Locusts.

Recuerdo pasarnos horas y horas jugando las campañas de los 3 principales juegos del tirón durante una semana y tener la sensación de estar dentro de la historia con el gran Marcus con su Pelotón Delta, aunque, he de reconocer que a lo que más horas hemos dedicado ha sido al modo Horda del “Gears of War 3” llegando incluso a perder la noción del tiempo y viendo el amanecer juntos mientras serrábamos a los enemigos con nuestras Lancers (¿que romántico verdad?).

Saga “Call Of Duty”

COD

Conocéis esa sensación de ver una MOAB en acción en el on-line? Yo sí y no fue mía, ¡fue de mi novia!

De esta saga no hay mucho que comentar que no sepáis así que voy al grano.

Al que mas hemos jugado ha sido al Modern Warfare 3 en el que el frenético on-line nos ha dado entretenimiento para rato, acción, caos y trabajo en equipo.

Lo mejor de todo es que un servidor lleva jugando shooters desde tiempos inmemoriales y  difícilmente me he sacado alguna MOAB si no ha sido con ayuda, pues bien, aquí mi compañera se sacó su primera MOAB casi sin despeinarse. Estábamos todo el equipo concentrado en conseguir los objetivos y de pronto veo aparecer la cuenta atrás de la MOAB y veo que ha sido ella… en fin, un momento épico.

12059202_10208108498739015_1678332469_o

Como Leona y Pantheon acabamos las partidas si han salido bien.

Para terminar he decidido elegir el juego al que actualmente jugamos más en pareja y en equipo, el ya conocido League Of Legends, el MOBA de moda y que mueve millones dentro de la empresa y sobre todo fuera con los miles de youtubers, equipos y campeonatos que se organizan cada año, que nada tienen que envidiar a eventos cómo un Barça-Madrid o una SuperBowl.

Debido a que las partidas normales de media duran unos 30 minutos, da tiempo de conocer a vuestro equipo y su forma de jugar o alzar la bandera blanca y rendirse antes de ser humillados.

Al margen de que la comunidad del juego en general deja mucho que desear y provoca bastantes piques , la base de este juego es el equipo y llevarlo a cumplir unos objetivos secundarios al margen de  de luchar contra tus enemigos, por lo que se necesita un nivel de compenetración bastante alta con el resto de compañeros. Sobre todo si se juega en la línea de 2. En esa línea se demuestra el nivel de compenetración durante toda la partida ya que uno depende del otro en todo momento y hay que saber cuándo atacar y cuándo retirarse a veces sin ni siquiera hablar, solo visualizando el campo de batalla, a tu compañero y a los enemigos.

La sensación del trabajo bien hecho es muy grata cuándo se consigue la victoria y has estado codo con codo con tu pareja en una misma linea o dando soporte en otras y ganando las batallas de 5 contra 5 en el resto del campo de batalla.

Creo que la mejor palabra para definir los juegos en equipo y hasta las relaciones en pareja puede ser esta: UBUNTU que en las lenguas Zulú y Xhosa significa:

“Yo soy porque nosotros somos”

Hay muchas historias más y muchos juegos a los que hemos jugado en Cooperativo, en línea o simplemente disfrutando de una historia mientras uno juega y el otro mira expectante que será lo próximo que pase al avanzar.

Al fin y al cabo, los videojuegos son pequeñas o grandes historias hechas para entretener y compartir con los que elijas, y nosotros desde hace 5 años elegimos compartir este hobby que tantas horas nos ha dado.

pareja

5 Comentarios

  1. Gran aportación de Juan Carlos y Paula, enhorabuena por el artículo y por compartir con nosotros su bonita experiencia. 😀

    Responder
    • Gracias a ti por dejar expresarnos ;), espero que cada gamer encuentre a su pareja gamer os lo recomiendo :)

      Responder
  2. Sólo he reunido algunos de los momentazos! Esperamos que os guste y os saque alguna sonrisa y os anime a buscar vuestro player 2!

    Responder
  3. Yo conocí a mi marido jugando al wow. También hemos jugado al diablo. Actualmente no tenemos tiempo para jugar a videojuegos juntos pero participamos en algo más grande. El juego de la vida y el de criar a nuestros hijos 😉

    Responder
  4. A mi novia nunca le han gustado los videojuegos; sólo ha echado alguna partida al Just Dance; cuando le dije que probase el Uncharted se volvía “histérica”, hacía siglos que no tocaba un mando, y si encima era con analógicos y en 3D…

    Mola mucho (o debe molar) compartir con tu pareja aficiones como deporte o videojuegos, además de las típicas del cine o series. Ahora que se suele jugar online con gente que muchas veces ni conoces, creo que es mucho mejor con gente conocida, sea tu pareja, familia o amigos

    Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*