Estaba realizando prospecciones en Playstation Store, escarbando y buscando donde nadie muy poca gente suele llegar. Arqueología videojueguil, en la que todo lo que tenga más de un mes está anticuado y pasado de moda.

Mi sorpresa ha sido mayúscula al encontrar allí, en una esquina pasando desapercibido sin hacer ruido, el muy criticado “Sword Coast Legends”. Uno de esos videojuegos que me llamó la atención desde que se anunció su desarrollo. Pero que no compré porque vino con serios problemas de rendimiento y cualquier reseña temprana que consultaba lo ponía a caer de un burro.

Normalmente hubiese pasado de largo sin pensarlo. Pero algo me hizo girar la cabeza y comprobar sus características además de su precio: 20 euros. “¿20 euros?” me dije. Y al comprarlo me sentí como un arqueólogo que acaba de descubrir algo pero que todavía no sabe el qué.

Instalando y cruzando los dedos

Cuando escribes regularmente sobre videojuegos no puedes jugar a todo. Hay tantos lanzamientos que quieres poder probar y sobre los que te apetece escribir que es inevitable que alguno se escape.

Y es que si revisamos metacritic, solo queda prender juego (virtualmente) a este Sword Coast y hacer cola para dar una bofetada a su estudio. Algo que me suele motivar más, cuando tengo una corazonada de este calibre.

Al instalar el juego compruebo que permite un modo campaña y que promete un mínimo de 30 horas o más de aventuras en modo un jugador. También ofrece la posibilidad de jugar con amigos en un cooperativo dentro de la campaña o la generación de mazmorras y aventuras que lo hacen casi infinito. ¡Casi infinito! Y con nuestro avatar personalizado viviendo aventuras sin parar.

Gráficamente correcto, sin excesos. Todo lo que esperaríamos de un videojuego “tipo Baldur’s” adaptado a PS4. Su jugabilidad es notable si tenemos en cuenta que su planteamiento inicial era para PC. Aún así, la jugabilidad y su ambientación casan a la perfección teniendo en cuenta las muchas decisiones que tomaremos y la posibilidad de pausar el juego en cualquier momento para dar instrucciones individuales a todo el equipo.

Al llevar 4 horas jugadas pensé: “20 euros que me gasto en una cena o en un par de copas un fin de semana cualquiera, me ofrecen horas y horas de edición de personajes con armas, armadura y todo tipo de objetos y evolución de personaje. Un regalo con el único contrapunto de una baja de frames que lo hace un poco más feo y un nivel gráfico mediocre.”

A veces esos videojuegos que son tan malos según algunos expertos frívolos (expertos en enterrar lo que no les interesa) necesitan una segunda oportunidad.

En definitiva, no todos los videojuegos valen lo mismo. Y muchos triple A pagarían millones por acercarse al carisma que destila esta propuesta jugable. Horas y horas de enganche con una esencia retro clásica.

Mientras otros pasan de largo y prefieren gastarse 70 euros en cáscaras atractivas y vacías, me siento muy satisfecho con mi elección. Un patito feo por descubrir.

Conclusiones:

¿Cargas excesivas? – Tiene ciertas cargas en los sectores o al terminar las conversaciones esenciales para el desarrollo de la historia, pero no minan la experiencia.

¿Gráficos mediocres? – No necesitan gráficos punteros. Y por lo menos no es un remaster sin sentido con 4 retoques, no todos los estudios pueden crear gráficos punteros. Sus carencias gráficas y sus problemas con las caídas de frames se suplen con su jugabilidad, carisma y nivel de edición general.

Añade una trama extensa y densa. Un doblaje (en inglés con subtitulado completo al castellano) excelente y unas conversaciones en las que nuestras habilidades influyen directamente. Un número de misiones impresionante con cuevas, catacumbas, cloacas y castillos enormes por explorar. Enemigos terribles y monstruos legendarios salidos del universo Dungeons & Dragons.

Aún así sigue siendo un videojuego que no es para cualquiera, pero tampoco merece el entierro virtual al que ha sido sometido. Uno puede fiarse hasta cierto punto de los análisis, pero es mejor fiarse de las intuiciones y apostar por juegos que pueden aportarnos “algo distinto” a lo que nos ofrecen las grandes y desenfrenadas novedades.

Locutor vocacional y escritor empedernido. Lo mío es expresar lo que me gusta (y lo que no) de los videojuegos que caen en mis manos. PSN ID: Capadocius Xbox Live: Capadocius Steam: TheCapadocius

1 Comentario

  1. Es el problema de siempre, hay juegos que tienen una gran visibilidad y otros pasan completamente desapercibidos, un drama vamos.

    Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*