Si un videojuego indie es una producción de un pequeño estudio que fundamenta su desarrollo en la innovación o reinterpretación de un género sin apoyo financiero o con un presupuesto minúsculo… ¿Qué está pasando en la Next Gen?

Indies cada vez más comerciales

La esencia del videojuego independiente se mantiene gracias al trabajo de estudios primerizos, estudiantes que no saben la que les viene encima y locos que se olvidan de los últimos motores gráficos para desarrollar aquellos juegos que sus mentes generan.

Pero hay producciones que no aportan nada nuevo. Juegos que copian dinámicas de lo que ya hemos visto un millón de veces y que no tienen como excusa ser la producción de algún estudiante. Y la tendencia crece, algo que parece el reverso tenebroso del género indie.

Indie Games¿Se aprovechan las grandes distribuidoras?

El cáncer del sector videojuegos es que las grandes desarrolladoras se limitan a ofrecer lo de siempre sin novedades. A ofrecer lo que gusta a la mayoría por repetitivo que parezca, pero más bonito y aliñándolo con un season pass que duplica o triplica su precio. Ahí es nada.

Los gigantes del sector no ignoran el éxito sin precedentes de algunos títulos y prefieren que sean las propuestas independientes las que arriesguen para luego sacar tajada en su distribución en diferentes plataformas (PC y consolas). Y si se tercia, financiando secuelas o comprado la marca para explotarla extensamente.

Precios incoherentes

Parece que hay diferentes niveles de videojuego indie. El típico juego minimalista que podemos encontrar entre 1 y 15 euros según su profundidad viene a ser el fundamento del concepto que da nombre a su género. Dentro de ese precio la gama de videojuegos es amplia y muy disfrutable: desde paranoias conceptuales a historias interactivas o juego pixelados con un alto índice de disfrutabilidad. Es decir, consideramos que los verdaderos indies se encuentran entre los títulos que se ofrecen a dicho precio como propuestas “diferentes”.

Luego están los que se disfrazan de producción independiente, (algunos hasta se financian en kickstarter) y se venden a 40 euros en ordenador, consola y todas las plataformas posibles siendo explotados por la distribuidora de turno. Los indies de “primera división” que en realidad son juegos correctos con buenas ideas que intentan pelear en la liga de las grandes (y en muchos casos insípidas) producciones. En muchas ocasiones con apartados gráficos, jugabilidades y desarrollo general minimalista y precio absurdo.

Sabemos que hay mucho trabajo detrás, sabemos que la mayoría fueron concebidos para plataforma PC y mayoritariamente en formato digital y no criticamos ese aspecto. Pero 40 euros hacen desaparecer la palabra o concepto indie del subtitulo del juego.

En fin, que no os (nos) engañen. Si un juego cuesta 40 euros, no sirve un motor gráfico de la era cuaternaria ni unas propuestas repetidas hasta la arcada.

En definitiva… 

No todos los videojuegos independientes son malos ni se nos ocurre afirmarlo. Hay muchos que son pequeños tesoros y otros que han recuperado géneros casi olvidados para llevarlos al máximo nivel. Cada vez hay más juegos “alternativos” que suscitan mucho más interés que las franquicias anuales que se pasean vergonzosamente por las estanterías de los grandes almacenes. Otros se atreven a innovar en géneros que andaban en horas bajas y siempre habrá alguno que nos dibuje una sonrisa tras disfrutarlo horas y horas. Pero igual que una tendencia puede tener una parte muy buena hay aspectos malos que vienen directamente relacionados. Desarrolladoras que se suben al carro de los creativos más ingeniosos aportando copias idénticas o mucho menos divertidas para conseguir algo de éxito. O estudios que crían fama y repiten su fórmula hasta la saciedad para sacarle el máximo provecho sin innovar excesivamente.

Y los usuarios no son (somos) tontos.

 

– Si te gustó el post no dudes en apoyarnos en las redes sociales:

 

Locutor vocacional y escritor empedernido. Lo mío es expresar lo que me gusta (y lo que no) de los videojuegos que caen en mis manos. PSN ID: Capadocius Xbox Live: Capadocius Steam: TheCapadocius

4 Comentarios

  1. Inicialmente fueron una bocanada de aire fresco pero como todo en esta vida acaba viciado.
    Creo que es un poco ley de vida, alguien crea algo bueno y los de siempre se aprovechan.
    Ha pasado con los indies, está pasando con kickstarter y pasará con lo que venga después,
    pero aunque hable así, no soy pesimista ya que creo que de estas cosas todos aprendemos y entre medio aparecen grandes cosas.

    Responder
  2. Los indies son ya casi menos imaginativos que los triple A: anclados en el metroidvania como lo están los juegos comerciales en el sandbox, copiando ideas a destajo (juegos contemplativos, Journey wannabes como los llamo, a paladas desde 2012) y fusilando un estilo gráfico como el pixel art por razones equivocadas, meramente económicas.

    Si bien siguen saliendo propuestas interesantísimas, la percepción que se tiene de lo indie no es tan positiva como hace cuatro o cinco años. La sorpresa mayúscula, la patada en la boca, que supuso Braid en su momento se ha perdido.

    Responder
  3. Juegos como el citado Braid o Fez son los que deberían ser un ejemplo. Tanto por el precio, como por lo que son. “Gracias” al Plus estoy jugando a bastantes juegos indis (o descargables), y como decís la mayoría tienen la mecánica de juegos de puzzles, aprovechando el tirón de los primeros. Pero muchos salen a un precio que te hace dudar a qué estamos jugando realmente: si a un juego hecho por una compañía independiente con poco presupuesto, y precisamente por eso sale en plataformas de descarga, o a otra cosa.

    Yo siempre he visto plataformas como PSN o el Bazar perfectas para ese tipo de juegos, que no podrían salir vía retail. Juegos arriesgados, miniritarios, que no podrían salir en un Game porque ni sus padres lo compraban. Pero castañas como Grown Home te hacen dudar de realmente qué hacen muchas compañías (aunque no pueda llamarse indie por la compañía que hay detrás)

    Responder
  4. Los Indies son el futuro de las ideas y propuestas frescas, libres de modas y tendencias populares, son los que se mojan frente a la grandes acobardadas por un pico de ventas y los que ofrecen con nuevas apuestas jugables. Sin embargo y lamentablemente, no todos son así, pues demasiados equipos basura invierten en mierda casual sin alma y por moda, clónicos para móviles y tablets y para ver si les suena la flauta. No obstante, no es el principal cometido de los Indies en absoluto y bajo mi punto de vista. Pues todo Indie íntegro y de calidad considero que debe forjarse su propio camino sin depender del triunfo ajeno.

    Fuerza Indie !! Faltan muchos más y mejores. No hay límite.

    Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*