Análisis de Star Wars Battlefront: La fuerza es breve en ti

Las editoras de videojuegos parecen, a pesar de todo el conocimiento atesorado a través de caros estudios de mercado y el análisis de estadísticas de millones de jugadores, poco avispadas más veces de las que deberían. Son habituales los casos de licencias de sagas ultra conocidas absolutamente desaprovechadas, que se limitan a ser una simple skin sobre el núcleo jugable más de moda en el momento de su salida al mercado, en vez de intentar hacer un juego acorde a la licencia, de adaptar las mecánicas al universo y personajes que se intentan retratar.

Star Wars: Battlefront tiene un poco de eso. No obstante, no puede sino considerarse un regalo para los acólitos de la saga, esos que se conocen el universo extendido al dedillo, pero también para aquellos que simplemente disfrutaron con la trilogía original. Todos ellos fliparán (fliparemos) como críos ante el despliegue audiovisual que es Battlefront, no sólo por resultar espectacular per se, sino por recrear con absoluta fidelidad y respeto un universo tan reconocible, que está en las cabezas y corazones de tantísima gente. Las texturas creadas a partir de la fotogrametría para dar vida tanto a escenarios como a personajes (increíble el acabado de los stormtroopers) o la recreación 1:1 del sonido de los blasters y aeronaves ayudarán a conformar unas primeras partidas absolutamente épicas, con X-Wings y Tie Fighters sobrevolando nuestras cabezas, AT-ATs acercándose lenta pero inexorablemente a la posición que debemos defender y caras conocidas de ambos bandos que mermarán nuestra infantería como un huracán desatado, todo ello mientras hacemos ridículos aspavientos agitando una imaginaria batuta y tarareando las composiciones de John Williams que sonarán dinámicamente, dependiendo del transcurso del embite. Pura magia galáctica.

bf_endor

La sorpresa y buenas sensaciones de las primeras partidas quedarán, desafortunadamente, un tanto diluidas al comprobar que el gameplay no está a la altura de la pasmosa recreación del universo de la Guerra de las Galaxias. Sencillo, divertido, necesariamente asequible (es un juego para todos los fans, sean jugadores expertos o no) y agradable, pero con una evidente falta de sensación de progreso. No soy el mayor defensor de la ridícula, por exagerada, personalización de los avatares de Call of Duty, con sus miles de armas, gadgets, pinturas de camuflaje y mirillas, ni del lento proceso de desbloqueo, pero sí que se echa de menos un poco más de eso en Battlefront. Una vez conseguidas las granadas, el personaje de nivel 2 no es tan diferente de aquellos con más horas de juego y mejor equipo a sus espaldas: sí que es verdad que los mejores blasters se desbloquean a partir del nivel 15, pero muchas de las cartas tendrán un uso tan específico (armas y granadas de iones sólo útiles contra enemigos mecánicos, por ejemplo) que apenas las usaremos en unos pocos modos y en según qué bando nos toque luchar. No existe tampoco un ítem o habilidad que nos haga redescubrir mapas, que nos permita plantearlos de diferentes maneras. Volviendo al COD, al primer MW, para ser más exactos, conseguir la Desert Eagle como arma secundaria o la habilidad pasiva para poder llevar dos armas principales nos invitaba a llevar el fusil de francotirador en determinados mapas en principio poco apropiados para la larga distancia, destapando un juego nuevo, casi. Sí que hay algo de esto en el jetpack, que nos permitirá atajar y llegar a zonas elevadas con más facilidad, pero el cambio no es tan rutilante, ni por asomo.

bf_storm

El comportamiento plano de la curva de progreso es mucho más evidente y molesto en el crecimiento del propio jugador. No existe un proceso de aprendizaje como tal: todo lo que ofrece este juego seguramente ya lo hayamos aprendido en otros. No existe ninguna mecánica novedosa, y lo poco nuevo lo asimilaremos demasiado rápido. No ayuda tampoco lo poco imaginativo de las habilidades que vamos desbloqueando, ni lo específicas y evidentes que resultan muchas de ellas: descubriremos sin esfuerzo en qué mapas es mejor usar el cañón de pulsos y en qué modos resulta útil equiparse con armas de iones. Lo mismo pasa con las armas principales: pistolas para los mapas más pequeños, con enfrentamientos más a corta distancia, fusiles para los mapas más extensos; todas ellas con un feeling similar. Conocida una, conocidas todas.

Son estas escasas variables a tener en cuenta a la hora de encarar las partidas las que pueden acortar la duración del juego, más que la controvertida falta de contenido. Los mapas y los modos de juego son suficientes: no son números tan dispares a los que ofrecen juegos parecidos, y creo que las quejas en este aspecto han venido más por la falta de tacto por parte de EA a la hora de anunciar el pase de temporada semanas antes de la salida del juego. Ninguna queja por los mapas (bien diseñados, variados y de muy diferentes tamaños); no tanto por los modos de juego, en los que, de nuevo, se echa de menos alguna variante más alejada de lo estándar. Tampoco suma que los modos más atractivos apuesten demasiado por la dinámica de “defender tu zona” (ya sea en forma de cápsula, droide o una simple superfície circular), y que otros tantos no pasen de la anécdota, como aquellos centrados en los power-ups arbitrarios que aparecen en los modos a gran escala (aeronaves o héroes y villanos, elementos que funcionan bien de manera puntual, para desequilibrar partidas, aportar epicidad y como guiño al fan, pero que se antojan insuficientes como para aguantar el núcleo jugable). Los modos offline y cooperativo tampoco suponen ninguna revolución: el obligado modo horda, un tutorial que nos servirá sobre todo para hacernos con el manejo de las naves y vehículos y poco más, suficiente como para hacernos añorar un modo campaña que seguramente nos llegue ya el año que viene como juego independiente bajo la supervisión de Amy Hennig.

Queda por ver también cómo se juega la carta del DLC, tanto de pago como gratuito: la batalla de Jakku aporta un nuevo modo de juego, Punto de inflexión (basado, de nuevo, en atacar y defender zonas, que nos recordará irremediablemente al modo Invasión de Halo Reach) y un par de mapas bastante apañados; EA ha asegurado que no será lo último que nos “regalen”.

Star Wars: Battlefront tal vez apela demasiado a las sensaciones, a transmitir una epicidad maravillosa en las primeras contiendas que, no obstante, no tarda en convertise en un caos desordenado en muchas ocasiones y por acabar destapando un juego plano, algo falto de imaginación y que no invita a seguir jugando durante mucho tiempo. Tal vez las diez horas que ofrece el EA Access de Xbox One sean suficientes para descubrir lo mejor que nos puede ofrecer este Battlefront.

Positivo

  • Las primeras partidas, antológicas
  • A nivel audiovisual resulta espectacular

Negativo

  • Gameplay un tanto plano y simple
  • La curva de progreso, casi inexistente

En definitiva...

Carne de alquiler o de EA Access, un juego de mecha corta que ofrece lo mejor de sí mismo en unas primeras partidas sublimes pero que acaba derivando en una fórmula que se gasta demasiado pronto. Queda por ver si el DLC conseguirá alargar lo suficiente el juego.
7.9

Muy Bueno

Gráficos - 9.5
Jugabilidad - 6
Sensaciones - 6
Sonido - 10

2 Comentarios

  1. Gran análisis. Ya había leído bastantes críticas de que el juego se queda corto, especialmente por el pase de temporada, recurso que la mayoría de juegos tienen, pero que en este caso parece ser que han dado demasiada importancia, en detrimento del juego “original”. Además, por lo que comentas parece que el juego no incentiva mucho a seguir jugando para conseguir nuevas armas, habilidades, etc.

    Es cierto que muchas veces si estás empezando, te encuentras a gente con un nivel muy superior que tienen armas que hacen que no puedas enfrentarte a ellos en igualdad de condiciones, pero también creo que es bueno incentivar a la gente a seguir jugando consiguiendo algunas características. Lo bueno es alcanzar un equilibrio para que los novatos no se sientan avasallados, y que jugar tenga ciertas recompensas (además del lógico placer de jugar)

    Responder
  2. ea podría haber hecho un juego más complejo en lo jugable, sin perder su carácter de “juego para todos los públicos”. al final uno de los juegos más vendidos del año es siempre call of duty, que aúna tanto a jugadores ocasionales como a expertos. y qué bien habría estado una buena campaña en este juego, una pena.

    Responder

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicadoRequired fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Sign In

Lost Password

Sign In